Las 10 tendencias influyentes en el gran consumo para 2019

La consultora de negocio Loop New Business Models ha publicado un informe llamado 10 tendencias de impacto en el sector Gran Consumo aplicadas al modelo de negocio en 2019.

En dicho estudio se abordan las novedades, virajes y asentamientos de rutinas, tendencias y modas en un mercado cada vez más competitivo y fragmentado.

Las 10 tendencias más relevantes en el gran consumo de 2019

1. Engagement con el consumidor

El consumidor ve cada vez más a las marcas como entes amigables, capaces de satisfacer sus deseos de consumo.

Una estrategia que está siendo cada vez más eficaz es potenciar el engagement con el consumidor. Es decir, hacerle una llamada de estaremos aquí para lo que necesites.

Esto se puede aplicar tanto en un servicio de atención al cliente exquisito como con la implicación vía redes sociales.

Fundamental aquí es saber a quién nos dirigimos (nuestro buyer persona), en qué medida confía en las marcas y su interacción con ellas.

2. Búsqueda de lo ECO/BIO

El consumidor español es cada vez más responsable e inteligente en materia de consumo.

De ahí que estén repuntando las opciones Eco o Bio de los súpermercados, tiendas de moda, de cosméticos, etc.

El valor añadido que aporta esto es, además de contentar al consumidor y tener un nicho más, incrementar la cadena de valores en la responsabilidad social corporativa de la empresa.

3. Nuevas tecnología en Retail, cada vez con más fuerza

La consultora refuerza la idea de que las nuevas tecnologías aplicadas al Retail, con fin de potenciar la experiencia de compra o usar la analítica en el punto de venta.

En este aspecto, todo se resume en mejorar el servicio que ofrecemos en tienda gracias a estadísticas y a una experiencia de compra rupturista y atractiva.

4. Generar valor mediante servicios añadidos

Esta es una tendencia importada del sector industrial. Además de venderte el coche, se encargan del mantenimiento por un pequeño coste adicional. ¡Con piezas originales!

En este punto, podemos destacar a modo de ejemplo el que realiza IKEA con su servicio de montaje de muebles, o las grandes superficies de alimentación con el reparto a domicilio.

5. Big Data y el uso de la información

Convertir los datos en dinero: ese es el objetivo del Big Data aplicado a Retail.

Mediante algunas herramientas como la analítica en el punto de venta se consiguen datos muy interesantes del consumidor. Con estos sobre la mesa, podemos elegir qué productos vender, cómo situarlos mejor…

Esta puede ser una gran ayuda para el producto de impulso, por ejemplo, o para los centros multimarca.

6. NO al food waste

Como indicamos antes, la futura década será más ECO que nunca. Esto implica un no rotundo al food waste, tirar la comida.

A su vez, se produce una contradicción para el gerente de súpermercado. El consumidor quiere un producto de calidad, sin conservantes, pero también que le dure en la despensa y que no se tire la comida.

Aquí aparece el valor añadido que puede aportar, por ejemplo, el envasado al vacío.

7. Menos plásticos

Más tendencias ECO. El uso y abuso del plástico se ha venido dando desde mediados del siglo XX. Cada vez más, nos hemos visto envueltos en un mercado donde todo está convenientemente envasado y envuelto en varios plásticos, muchos de ellos de un solo uso (bandejas, cajas, etc.)

En este punto, surge la tendencia de que los fabricantes se esfuercen por minimizar la huella ecológica. Esto generará también satisfacción en el consumidor, que apreciará cómo sus acciones de consumo afectan al bienestar del planeta.

8. Economía sostenible y circular

Como venimos diciendo, el futuro del consumo y del Retail pasa por ofrecer un sistema económico sostenible, basado en la teoría de la economía circular.

Es decir, que aquello que producimos y vendemos sirva, en parte, para reinvertirlo en el Medio Ambiente. Por ejemplo, mediante acciones de responsabilidad social corporativa o con disminución de los residuos en producción, logística…

9. Un producto creíble

Cada vez nos preocupamos más, como consumidores, de la procedencia del producto. Esto es muy relevante en sectores como la alimentación o la moda.

Nos preocupamos por la estabilidad de la zona donde se ha cosechado la fruta, o de las condiciones laborales de quien cose nuestra camisa.

Patente de esto es el incremento y crecimiento, por ejemplo, de las marcas que garantizan un producto creado, diseñado o confeccionado en el país.

10. Un producto solvente para un cliente específico

Atrás quedaron los tiempos del “vendo de todo a todos”. Cada vez nos hemos ido diferenciando de nuestros semejantes en gustos, aficiones, etc. Y ahora que podemos acceder a todo mirando el móvil, como retailers se nos pone la cosa cuesta arriba.

Una de las posibles soluciones, se estima, es crear el producto adecuado, para la persona adecuada, en el momento adecuado. 

Aunque esta estrategia sea difícil para desarrollar, algunas herramientas e innovaciones como la analítica en el punto de venta pueden ayudar.

En SBT somos expertos en la implantación de estas soluciones tecnológicas en Retail, tanto en pequeñas como en grandes superficies.

Nuestros clientes avalan nuestro buen hacer y el trabajo que venimos desempeñando desde hace años.

Si tú también quieres contar con nuestros servicios especializados, no tienes más que ponerte en contacto con nosotros. ¡Te esperamos!

 

Las 10 tendencias influyentes en el gran consumo para 2019
4.7 (94.29%) 21 votos

Recent Posts

Leave a Comment