¿Desaparecerán los centros comerciales en España?

Los tiempos cambian. Los modelos de negocio, también.

Hace unas décadas, nadie se imaginaba que estar en un centro comercial fuese una alternativa de ocio. O que comprar online se convirtiera en algo habitual en buena parte de los españoles.

Desde hace unos pocos años, muchas miradas del sector Retail (analistas, gurús, directivos, etc.) tienen sus miradas puestas a los resultados y la cuota de mercado del comercio online. Pero no como oportunidad de negocio, sino como una de las señales de la destrucción del modelo de negocio tradicional, tal y como lo conocemos.

Esto se está haciendo patente en Estados Unidos, donde están viviendo una reestructuración sistémica del Retail. Tanto es así que se habla ya de Apocalipsis Retail, tal y como figura en su artículo en Wikipedia.

Los centros comerciales y el Retail: ¿qué está pasando?

La sociedad estadounidense ha dejado de ir al centro comercial. No, no se ha convertido en una sociedad menos consumista. Simplemente la oferta que le da el centro comercial en materia de consumo y ocio no es suficiente.

Tal es el declive de los centros comerciales en Estados Unidos que los estudios más fatalistas indican que el 80% de los grandes malls que estaban abiertos a inicios de década echarán la persiana definitivamente para 2020. Y la cosa irá a más: en cosa de 8 años, quedarán menos de 800 centros comerciales en un país con más de 300 millones de habitantes.

El fenómeno del cierre de los centros comerciales en EEUU se debe, según los analistas, a una tormenta perfecta que junta los cambios en el modo de vida, el comercio electrónico, el asentamiento del público millennial y una desactualización de los viejos malls. Hay que tener en cuenta que en este país, vivir cerca de un centro comercial era un símbolo de estatus y calidad de vida.

El centro comercial es un símbolo identitario puramente estadounidense como los autobuses escolares amarillos, el western o la Estatua de la Libertad.

Y si en un país de esas características el modelo de los centros comerciales se está tambaleando, ¿qué pasará en España?

¿Desaparecerán los centros comerciales en España?

Estados Unidos es referencia mundial en muchas cosas. Por eso de la globalización, hemos americanizado la sociedad: Halloween, el Black Friday, el cine y la música…

¿Pero y con los centros comerciales en España? ¿Tendremos un efecto contagio desde el mercado estadounidense? Los datos de la CNMV dicen que el comercio electrónico llegó en 2017 a los 30.406 millones de euros, un 25’7% más que en el ejercicio anterior.

¿Motivo suficiente para alarmarse sobre la desaparición de los centros comerciales de España? ¿Estamos ante un cambio global en el consumo?

En principio, no. Hay que tener en cuenta que la densidad de centros comerciales es cinco veces mayor en EEUU que en Europa. En este respecto, puede que se tratara de una soobreoferta de estos espacios.

centro comercial español

El mercado español necesitará adaptarse a las nuevas necesidades del consumidor.

Por otro lado, los centros comerciales españoles vieron en 2017 aumentada su facturación un 3,5%. Lo que sí es cierto que este aumento se hizo más patente en artículos de hogar y servicios de ocio y comida, y menos en electrónica de consumo, mucho más competida con el mercado online.

También hay que considerar que en vez de cerrar, se están abriendo centros comerciales y grandes superficies.

¿Y qué pasará con el modelo de negocio del Retail en España?

La gran pregunta.

Nadie sabe a ciencia cierta qué pasará con el Retail y los centros comerciales en España. A día de hoy, gozan de buena salud e incluso se muestran en crecimiento, al contrario que en el mercado estadounidense.

Lo que sí veremos es una tendencia a que los centros comerciales dejen de lado el modelo de gran superficie-hipermercado (poco viable para realizar la compra diaria) por motivos comerciales y fiscales, así como la reestructuración e incremento del valor del suelo edificable.

La tendencia es ofrecer un espacio con gran cantidad de comercios, tiendas y servicios con filosofía Retail, como bancos, aseguradoras y teleoperadores. Todo esto junto a ofertas de ocio (los ya clásicos cines, parques de atracciones…) y una propuesta comercial más potente y atractiva.

El objetivo será mantener la atención del consumidor, que ir al centro comercial no se convierta en una obligación sino una alternativa de ocio. También el entrar en la tienda para probar ropa, por ejemplo.

De ahí que se vea necesario optimizar lo que se conoce como la experiencia de compra. Todo sea por satisfacer las necesidades del consumidor y dar más empaque a la oferta comercial y de ocio.

¿Desaparecerán los centros comerciales en España?
4.7 (93.68%) 19 votos

Recent Posts

Leave a Comment