Cómo se comporta el consumidor en 2019, según un estudio

El consumidor es cada vez más consciente, inteligente y decisor en la compra, y busca una compra inmediata y obtener un producto que auténticamente satisfaga sus necesidades.

Así lo estima un informe realizado por la consultora Euromonitor International en su sondeo anual. En este artículo de nuestro blog queremos resumiros cuales son las 7 tendencias de consumo Retail que se impondrán en 2019.

El comportamiento del consumidor en 2019 en 7 claves

1. Consumidores cada vez más informados

A día de hoy, tenemos acceso a todo el conocimiento de la Humanidad a golpe de click. Eso incluye, por supuesto, las características de los productos que pueda adquirir.

Aunque no es muy importante para la compra de, por ejemplo, alimentos, sí lo es en el Retail de moda o electrónica. Las tendencias de webrooming o showrooming permite que el consumidor llegue a la tienda sabiendo lo que busca, o haciendo un reconocimiento para luego comprar online.

Por eso mismo, el Retailer tiene que acostumbrarse más que nunca a dar siempre el mejor producto, a un precio competitivo, y con la mejor experiencia de compra como los tres pilares fundamentales.

2. Consumidores concienciados

El cuidado a los animales o el Medio Ambiente se traslada al Retail. El consumidor es una persona cada vez más concienciada con el entorno, y esto es un vaso comunicante hacia su comportamiento de compra.

Es decir, priorizará aquellas marcas o productos que se preocupen por aquello que el comprador considere importante. Sostenibilidad, concienciación y consideración serán tres pilares en la estrategia de marca de los grandes y pequeños operadores de muchos sectores.

3. En busca de la autosuficiencia

Los consumidores piensan que pueden cuidar de sí mismos, que no necesitan de las grandes marcas. Es por eso por lo que buscan el producto más personal, lo que más se adecue a sus capacidades.

Esta tendencia la han aprendido las diferentes firmas de zapatillas y deportivas, tales como Converse y Vans, en cuyas webs el consumidor puede personalizar el producto hasta donde quiera

4. Inmediatez en el proceso de compra

Aunque la experiencia de compra sea uno de los aspectos más valorados, no siempre está relacionada con “pasarlo bien” dentro de la tienda.

Dentro de la experiencia de compra también se valora la inmediatez, si es que el cliente así lo desea. De ahí que grandes firmas como Amazon o Zara estén apostando por las tiendas sin caja: elijes tu producto, te vas y el importe se te carga en tu cuenta bancaria, sin esperas.

Este modelo está llamado a ser el que se impondrá en el largo plazo, ya que el aumento de uso de las formas de pago en tarjeta u online se acabará por imponer.

5. Vuelta a la búsqueda de lo auténtico

El consumidor busca productos auténticos. Es decir, que le permitan expresarse como individuos, como una identidad diferente al resto.

De ahí que en la mayoría de países del mundo desarrollado se esté dando una vuelta a las bases del consumo. La tendencia DIY (Do It Yourself), la compra de producto orgánico… en definitiva, una vuelta a la plaza de abastos.

Esto provoca que, por ejemplo, las grandes superficies creen secciones bioeco, y un largo etcétera de apellidos. También, que el pequeño comercio se especialice cada vez más en este tipo de producto.

6. Unipersonal

Nunca en la Historia hemos estado más solos, a pesar de que hay más gente.

En estos años, ha habido un incremento sin precedentes de familias unipersonales: solteros, divorciados, estudiantes… que demandan un tipo de producto en concreto.

De ahí el incremento de las tiendas de conveniencia; ofrecen un producto y un servicio ideal para las demandas de este tipo de consumidor.

7. Consumidores sin edad

Con el paso de los años, el público millennial se va haciendo mayor y, con él, sus tendencias en el consumo. Sin embargo, el mercado ha aprendido mucho de la generación anterior, los babyboomers, y su aprecio por la nostalgia y el mantenimiento de gustos y aficiones. 

Por ejemplo, la adquisición de productos culturales suele mantenerse igual, e incluso se rescatan viejas tendencias. Véase el auge del vinilo, muy apreciable tanto por los que los vivieron como de modernos que buscan diferenciarse del resto.

¿Otro ejemplo? Puede ser interesante mencionar a ColaCao, marca de cacao en polvo para la leche. Aunque tradicionalmente ha encontrado su target en niños, hace unos años creó una campaña para repescar al público joven-adulto mediante impactos publicitarios en televisión y creando productos cero.

Así, se consigue mantener al cliente con su marca, por más que pasen los años.

Cómo se comporta el consumidor en 2019, según un estudio
4.7 (94.29%) 21 votos

Recent Posts

Leave a Comment